CANAFEM

es una organización empresarial no lucrativa de representación, servicio y de apoyo para las industrias fabricantes de envases de acero y aluminio, así como de tapas y tapones metálicos en México.

Filosofía Institucional

Identidad, Misión, Visión y Postulados

Nuestro Sector

Historia, Diagnóstico y Comercio Exterior

Servicios

Impulsando a la Industria desde distintos frentes

Fabricantes

Conoce a los Asociados y Empresas Asociadas a CANAFEM

Actividades de Difusión

Cada año, nos damos a la tarea de promover las bondades de los envases metálicos a través de distintos medios

Información Destacada

Una alimentación saludable, además de prevenir enfermedades proporciona al organismo el combustible necesario para el desempeño de las actividades físicas y mentales diarias. En una alimentación saludable debemos incluir en cada comida al menos un alimento de cada uno de los tres grupos de alimentos: verduras y frutas, cereales y leguminosas y productos de origen animal.

Para quienes no tienen la posibilidad de disponer de una gran variedad de alimentos durante todo el año, o para quienes forman parte de una actividad laboral intensa derivado de vivir en las grandes ciudades, el cómo y qué comer puede representar un problema, incluso para las amas de casa que tal vez no tienen mucho tiempo para cocinar.

Los alimentos enlatados son una alternativa para una alimentación saludable y nutritiva para toda la familia y para los diferentes estilos de vida.

La lata es un envase que resulta adecuado para envasar y conservar alimentos y bebidas, los envases pueden ser de acero y/o aluminio y se encuentran herméticamente cerrados, son excelentes para proteger al alimento contra la entrada de luz ultravioleta, la entrada de oxígeno y la formación de microorganismos.

Actualmente los procesos de manufactura utilizados para el envasado en lata de alimentos y bebidas han evolucionado de manera notable, ya que en la actualidad el alimento nunca tiene contacto directo con el metal, esto gracias al recubrimiento barniz de grado alimenticio que evita que el alimento o bebida que se esta envasando, permanezca aislado, así mismo la soldadura actualmente es eléctrica y su sellado es al vacío, por esta razón no hay migración de ningún tipo de metales pesados hacia los alimentos, evitando de esta forma su contaminación.

Por su dureza, es muy resistente al impacto y la ruptura por lo que es considerado como el envase más confiable y de mayor protección. Las latas de aluminio y acero son completamente inocuas y NO modifican el sabor, calidad y consistencia del alimento. Además son 100% reciclables, por lo que ayudan a preservar el medio ambiente.

Gracias a los procesos actuales mediante los cuales se envasan diversos productos alimenticios en envases metálicos, se eliminan las bacterias e inactivan las toxinas como son las termodúricas anaerobias y sus toxinas correspondientes principalmente de la familia de los (clostridium), causantes del botulismo y otras enfermedades tóxico-infecciosas similares y que en otros procesos industriales para alimentos no se llegan a eliminar.

LOS ALIMENTOS ENLATADOS SON SEGUROS, SALUDABLES, HIGIENICOS Y NUTRITIVOS.

1.   Los nutrimentos que tienen los alimentos se conservan mejor en lata porque las plantas empacadoras están cerca de los centros de cultivo y de captura, de tal manera que los alimentos llegan directamente del campo o del mar a la planta para ser procesados y enlatados inmediatamente.

2.   Los alimentos se conservan frescos, seguros y mantienen sus propiedades nutricias por mucho MÁS  tiempo que cualquier otro empaque.

3.   La forma en que los alimentos enlatados prolongan su vida de anaquel es por el proceso de cerrado al vacío de la lata y la esterilización del contenido con alta temperatura.

4.   Los alimentos enlatados NO CONTIENEN CONSERVADORES ARTIFICIALES solo emplean agentes naturales como el vinagre, almíbar (a base de azúcar), aceite vegetal, la salmuera (a base de sodio), con el objeto de prolongar la vida de estos después de abierta la lata, en las mejores condiciones posibles.

5.   Los alimentos enlatados dan a conocer su información nutrimental, que brinda al consumidor la oportunidad de identificar los beneficios nutritivos que le aporta dicho alimento.

6.   Los alimentos enlatados están prácticamente listos para su consumo lo cual ayuda a que en poco tiempo se prepare una dieta rica en proteínas, vitaminas y minerales, necesarios para una sana alimentación.

7.   Los alimentos enlatados ofrecen una amplia variedad de frutas y hortalizas frescos disponibles en cualquier época del año.

8.   Las normas oficiales e internacionales en la preparación de alimentos enlatados por la industria, garantizan la inocuidad de los alimentos, lo que no sucede con alimentos preparados en la calle.

Muchas veces en la práctica resulta difícil llevar a cabo una adecuada alimentación, sin embargo, no es imposible, alcanzar nuestras metas si nos lo proponemos. Finalmente, este esfuerzo será recompensado, ya que nos dará el beneficio de tener una vida saludable.

Actualmente no solo nos preocupamos por nuestra Alimentación sino también por la de nuestros hijos. Los niños en edad preescolar y escolar son muy importantes ya que en estas etapas se forman los hábitos que serán para toda la vida. Es por esto que como Padres siempre tratamos de darles lo mejor.

En ocasiones, se ven en la necesidad de trabajar ambos y por la falta de tiempo no pueden dedicarle mucho a la preparación de los alimentos debido al trabajo y otras actividades. Afortunadamente ya encontramos muchos alimentos en el mercado, pero la importancia es saber cual elegir.

A la Hora de comer…

Asignar un día para ir al SUPERMERCADO e involucre a sus hijos en la elección de la despensa contando con su Supervisión, sea un Padre con Autoridad, sin ser Autoritario, con la finalidad de guiarlos.

Establecer un horario de comida Hacer un momento agradable la hora de la comida, no reprenderlo en la mesa, hacerlo en un lugar diferente. No obligarlo a comer, decir una vez si quiere ese alimento, si el niño no lo desea, no le insiste, en otra ocasión lo aceptará. Tener un plato especial para él o ella (de color, figuras) que sea pequeño, de acuerdo a su tamaño y lo elijan.

Recuerda que…

Como Padres son el modelo a seguir de sus Hijos. Es por esto que te sugerimos tener siempre a la mano los alimentos que quieras que consuman tus hijos. Sin embargo, en ocasiones no se puede tener un control total ni de los alimentos ni de tus hijos.

Como Padres pueden:

• Tener el control de los alimentos que no le proporcionan ningún beneficio a la salud de su hijo.
• Restringir su consumo sin que el niño sepa.
• No dar todo el empaque, bebida o golosina al niño.
• Dividir las porciones y darlos en diferentes horarios.
• No darlo como premio.

Tampoco podemos alejarlos del todo de los alimentos que no nos aportan ningún beneficio a nuestra salud… porque si prohibimos un alimento crearemos un mayor agrado por ese alimento y si obligamos a consumirlo crearemos una aversión.

Es de gran importancia que los niños tengan una adecuada alimentación y una dieta sana que les ayude a un crecimiento y desarrollo optimo. La infancia y la adolescencia son etapas clave, ya que los hábitos alimenticios además de la actividad física pueden marcar una gran diferencia entre una vida sana y el riesgo de sufrir enfermedades a lo largo de la vida del niño y en la etapa adulta.

Además, es importante considerar que en las diferentes etapas de la vida se requieren nutrimentos específicos, por lo que cada etapa tiene características de alimentación diferentes y lo mas importante que pueden aprender los niños de sus padres es a alimentarse correctamente, ya que esta es la base para un adecuado estado nutricio.

Es fundamental tomar en cuenta que los hábitos se crean en la niñez y normalmente mediante el ejemplo de los adultos. Los niños observan las conductas seguidas por los padres y tienden a repetirlas por imitación, esta repetición causa una acción mecánica y por ultimo un hábito.

Observación -> repetición -> acción mecánica -> hábito

La creación de hábitos alimentarios, es uno de los aprendizajes importantes que los padres pueden dar a sus hijos, ya que estos hábitos los acompañaran a través de toda su vida.

Alimentación de los niños de 1 a 3

Durante esta etapa el niño empieza a desarrollar su propia personalidad, a demostrar su independencia, a moverse libremente y a elegir los alimentos que quiere comer. Aunque el niño continúa creciendo, la velocidad con la que crece es menor que durante los 12 primeros meses de vida.

En esta etapa los niños son capaces de beber líquidos con un popote y de comer solos con una cuchara. El consumo de alimentos variados permitirá al niño escoger entre diferentes sabores, texturas y colores que puedan satisfacer su apetito. El factor más importante es que la variedad de alimentos hagan frente a sus necesidades energéticas.

No se debe ir con prisas en la hora de la comida, si no que hay que darles de comer relajadamente y preparar el terreno para que sus actitudes hacia la comida sean sanas.

Algunos niños a esta edad casi no quieren comer, por lo que es necesario darles comidas pequeñas y tentempiés o colaciones, para asegurarse de que están adquiriendo la cantidad adecuada de energía.

Alimentación de los niños en edad escolar

Después de los 4 años de edad disminuyen las necesidades energéticas del niño, pero no hay que descuidar la alimentación ya que la cantidad de energía real que necesitan aumenta a medida que el niño se va haciendo mayor. Desde los 5 años hasta la adolescencia hay un periodo de crecimiento lento y continuo.

En ciertos casos la ingesta de alimentos de algunos niños no contiene las cantidades recomendadas de hierro, calcio, vitaminas A, D y C porque en esta etapa también se vuelven muy selectivos con los alimentos. Aunque en la mayoría de los casos, siempre que los aportes de energía y proteínas sean correctos y tengan un consumo variado de alimentos, es improbable que presenten alguna deficiencia.

Comer con regularidad y consumir colaciones sanas, que incluyan alimentos ricos en cereales, frutas, verduras, productos lácteos, carnes sin grasa, huevo, leguminosas y frutos secos contribuirá a un crecimiento y desarrollo adecuados, siempre que el aporte energético de la dieta no sea excesivo.

Los niños necesitan beber muchos líquidos, especialmente si hace mucho calor o tienen gran actividad física, la variedad de líquidos es muy importante en la dieta y se puede elegir además de agua natural, leche, diversos productos lácteos y de soya, jugos o néctares de fruta y moderadamente refrescos.

Alimentación de los adolescentes

Las necesidades nutrimentales de los jóvenes se ven influenciadas por la aceleración del crecimiento que se da en esta etapa. La cantidad de nutrimentos que necesitan dependen en gran medida de cada persona y es probable que presenten deficiencia de algunos como el hierro y calcio. Por ello es importante incrementar el consumo de:

•    Leguminosas: frijol, habas, lentejas, garbanzo, etc.
•    Carnes sin grasa y pescados como sardina y charales.
•    Verduras de color verde: brócoli, espinacas, berros, acelgas, etc.
•    Frutas frescas, secas o enlatadas.
•    Cereales como la tortilla y aquellos enriquecidos con hierro y calcio.
•    Leche y productos lácteos como queso y yogurt.

Además de la dieta, el hacer ejercicio físico también es fundamental, especialmente ejercicios que estimulen el desarrollo y la conservación de los huesos, esto ayudará a que mantengan comportamientos sanos que podrán seguir durante el resto de su vida.

Recomendaciones:

– El desayuno es esencial, ya que varios estudios han de mostrado que mandar a los niños desayunados a la escuela les ayuda a pensar con rapidez, prestar atención y comunicarse en forma apropiada con su entorno.

– El lunch es una buena oportunidad para que los niños preescolares (3 a 6 años) y los escolares (6 a 12 años) se acostumbren a comer frutas y verduras que son fundamentales en su alimentación.

– En el caso de los escolares, se puede solicitar su intervención en la planeación de las compras y preparación de los alimentos.

Algunas de las opciones sanas que podemos poner en las loncheras de nuestros hijos son:

– Frutas de temporada, frutas secas y semillas (nueces, cacahuates, almendras, pasas, pepitas de calabaza, semillas de girasol), barras de amaranto, palanquetas, galletas integrales.

– El clásico sándwich pero con pan integral o la torta en donde se pueden incluir alimentos ricos en proteína como atún, queso, jamón, pollo y aquí también se puede incluir sardina, preparada en ensalada, para crear el habito al niño de consumir este alimento tan nutritivo.

– Ensalada de atún o pollo con verduras, una gran ventaja es que puedes encontrar estos alimentos ya preparados enlatados, son ricos, nutritivos y solo contienen la cantidad de grasa necesaria, ofrécelos con galletas saladas o integrales.

– Fruta en almíbar con queso cottage y nuez.

– Agua fresca de distintos sabores, néctar diluido con agua, jugo de frutas o verduras, además de que también es posible agregar palomitas naturales, verduras ralladas, fruta picada, etcétera.

MACRONUTRIMENTOS:

El aporte de proteínas e hidratos de carbono así como la composición de ácidos grasos no se afecta significativamente en los alimentos enlatados. Por ejemplo, el nivel de ácidos grasos Omega-3 en atún, sardina o salmón no se afecta adversamente en el enlatado 1,2.  El volumen de fibra se conserva, de hecho, esta última se reblandece por el proceso de cocción haciendo su fácil digestión.

MICRONUTRIMENTOS:

La vitamina C es un potente antioxidante para nuestro organismo, ayuda al desarrollo de dientes y encías, así como a la absorción de otras vitaminas y minerales, además de que aumenta nuestro sistema inmune.

LOS POLIFENOLES Y EL LICOPENO SON EXCELENTES AGENTES PARA PREVENIR ALGUNOS TIPOS DE CÁNCER Y ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Los polifenoles se encuentran principalmente en la piel de los melocotones, peras y manzanas por lo que los podemos aprovechar de los néctares y jugos enlatados.1-3 Se ha demostrado que los niveles de polifenoles son más altos en los alimentos enlatados que en los productos frescos.  Los nutrimentos liposolubles, incluyendo la vitamina A, E y los carotenoides como los licopenos son  sensibles al calor, luz, y oxígeno. Puesto que estos nutrimentos son poco solubles, se pierde muy poco y la pérdida varía de acuerdo al alimento 1,2.

Comparando los tomates frescos con productos del tomate en conserva, como en el caso  del puré de tomate enlatado, se ha encontrado que estos últimos tienen niveles más altos de ? caroteno, que es un precursor de la vitamina A.

También se ha encontrado que el tomate enlatado contiene una mayor cantidad de licopeno, en comparación con el producto fresco,  debido a la descarga de calor (durante el proceso de esterilización) inducido a su matriz celular, lo que ocasiona la isomerización de la forma trans a la forma cis,  aumentando su biodisponibilidad (absorción por el organismo). 4-6 El licopeno es el principal responsable del pigmento de color rojo característico del tomate maduro y algunos otros frutos como el pimiento. Este nutrimento ha llamado la atención debido a sus propiedades biológicas y fisicoquímicas, especialmente por sus efectos relacionados como un antioxidante natural.

Existe evidencia clínica que el licopeno procedente del consumo de tomate enlatado, es asociado con la disminución en el riesgo de algunos tipos de cáncer como el de próstata, así como de enfermedades cardiovasculares, por lo que este antioxidante, juega un papel importante en los efectos observados en la salud.8 Los resultados de otros estudios sugieren que además del licopeno, los polifenoles en tomates procesados pueden ser también importantes, concediendo efectos de antioxidantes.

MINERALES: Dado que el contenido mineral es altamente dependiente de las técnicas de procesamiento comercial y el contenido de agua, se han reportado una gran variedad de resultados. Por ejemplo, en los alimentos en los que se utiliza la salmuera comomedio de cobertura, el contenido de sodio es muy alto. En el caso del tomate enlatado, se encontraron diferentes niveles de calcio principalmente por la variación de las prácticas de envasado en las diferentes industrias, la ubicación de la cosecha y la época del año.

En un estudio comparativo de conservación de nutrimentos realizado en la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) ,10 se analizó el contenido de macro y micronutrimentos de algunos alimentos cocidos caseramente y alimentos enlatados para comparar la preservación o pérdida en ambos métodos de elaboración.

LOS DELICIOSOS FRIJOLES

El análisis del frijol cocido caseramente contra el enlatado, no presentó gran variación entre los macrocomponentes. El contenido de micronutrimentos fue muy similar en los dos métodos, aunque el contenido de calcio fue mayor en el frijol enlatado (8.43 vs 7.57 mg/100 g) contra el cocido caseramente. Lo anterior indica que el proceso de enlatado no altera la composición del frijol, al contrario, LO ENRIQUECE.

Lo interesante resulta cuando ordinariamente abrimos una lata de frijoles y regularmente resulta la cantidad exacta para consumirse en el momento, lo que no ocurre cuando en casa se prepara una olla de frijoles para toda la semana y conforme pasa el tiempo en refrigeración para su conservación y el recalentamiento se van perdiendo considerablemente los nutrimentos, resultando al final de los días el consumo de un platillo que prácticamente no aporta nutrimentos a nuestro organismo.

LA JUGOSA Y ÚTIL PIÑA

El contenido de macronutrimentos fue similar en la piña en almíbar enlatada y en la cocida, a excepción de la proteína cuyo promedio (0.55%) fue mayor en el producto enlatado. Los contenidos de zinc, hierro y calcio de la piña en almíbar enlatada, fueron mayores. En cuanto al jugo de piña, el contenido de vitamina C es mayor en el enlatado (34.57 mg/100g,).

EN LOS PLATILLOS TRADICIONALES SE HA ADOPTADO AL PURÉ DE TOMATE ENLATADO POR SU CALIDAD Y EXCELENTE SABOR

En el puré de tomate, el porcentaje de grasa fue menor en el enlatado (0.08%) y el contenido de hierro, zinc, calcio y acido fólico fue mayor al producto cocido (0.99, 0.30, 3.48 y 0.05 mg/100g respectivamente).

EL CONSUMO DE ÁCIDO FÓLICO ES MUY RECOMENDABLE EN LAS MUJERES EMBARAZADAS PARA EVITAR MALFORMACIONES CONGÉNITAS EN EL BEBÉ

Los chícharos con zanahorias enlatados en comparación con los preparados en casa, mostraron en promedio mayor contenido de proteína y fibra cruda (5.83% y 2.67%). El contenido de zinc (1.82 mg/ 100g), calcio (11.42 mg/100g) y ácido fólico (0.28 mg/100g) también fue mayor en el alimento enlatado.
Los champiñones enlatados tuvieron en promedio un mayor porcentaje de proteína (3.36%, vs 2.95%), de ácido fólico (0.01 mg/100g) y de minerales como calcio (1.62 mg/100g) y zinc (0.75 mg/100g).

EL ATÚN ES UNO DE LOS ALIMENTOS MAS RICOS EN ÁCIDOS GRASOS OMEGA 3, ESENCIAL EN EL DESARROLLO CEREBRAL Y VISUAL DE LOS NIÑOS

El atún cocido en casa presentó valores menores de grasa que los productos enlatados, estos valores se deben muy probablemente que para el cocido se empleó únicamente filete. Los micronutrimentos como el hierro y calcio  en el atún en agua enlatado fueron superiores al atún cocido caseramente (8.04 vs 0.77 mg/100g y 7.98 vs 0.0 mg /100 g respectivamente).

Un estudio reciente,  realizado por un laboratorio de control industrial, acreditado por la COFEPRIS (Comisión Federal para la prevención de riesgos sanitarios, dependiente de la Secretaria de Salud), evaluó el efecto de las abolladuras sobre la inocuidad de los alimentos enlatados, en este estudio se analizaron 10 alimentos nacionales enlatados, de diferentes marcas, a los que se les realizaron pruebas microbiológicas, se calificó el aspecto físico de las latas abolladas y se analizó la existencia de migración de metales, en cuanto a plomo y estaño.

Ninguna de las latas abolladas presentó corrosión interna ni externa, así como tampoco algún indicio de “raspaduras” en el recubrimiento interno, por lo que no hubo daño en el envase que perjudicara al alimento. En ninguno de los alimentos enlatados se encontró existencia de microorganismos (Aerobios mesófilos y termófilos, Anaerobios mesófilos y termófilos, hongos y levaduras), por lo que se corrobora que conservan su condición de inocuidad bacteriológica.

En conclusión, el alimento contenido en una lata abollada es perfectamente consumible y no es un riesgo para la salud de quienes lo consuman, siempre y cuando no presenten fisura ni abombamiento.  Tome en cuenta estas recomendaciones:

Antes de abrir una lata verifique la fecha de consumo preferente. Aunque puede consumir sin riesgo el alimento pasada dicha fecha, su aspecto puede no ser el mejor. A diferencia de otros alimentos, la conserva no tiene fecha de caducidad, ya que un alimento enlatado sin abrir, jamás pierde su estado de inocuidad.

Verifique que la lata no esté abombada. La lata es noble y avisa si hay un problema:

-Si los dos fondos están ligeramente cóncavos (inclinados hacia el interior), puede consumirla.

-Si uno o ambos de los fondos están abombados y no retornan a su posición apretándolos, no consuma el producto. Deseche la lata.

(Estas deformaciones pueden deberse a un exceso de rellenado, a un fondo mal adaptado, a alteraciones microbianas o un golpe que haya perjudicado la estanqueidad).  El ligero silbido que puede escuchar al abrir una lata de conservas es totalmente normal: se trata del aire que entra en el envase aspirado por el vacío que se había creado para evitar la oxidación.

La deformación o abolladura en una lata es causada principalmente por el consumidor dentro de la tienda de autoservicio y aunque está demostrado que dicha abolladura no causa ningún daño al alimento, la mayoría de los consumidores que no conocen ésta información desechan el producto causando un gran daño económico a la industria, pero sobre todo a la humanidad en general, por el gran desperdicio de éstos alimentos cuando pudieran ser aprovechados por personas que no cuentan con los recursos para obtenerlos.

Los envases metálicos son los más apropiados para contener alimentos y bebidas, esto debido a las bondades de sus materiales.  Los materiales con que se elaboran las latas son básicamente acero para alimentos y aluminio para bebidas, esto quiere decir que son los materiales más resistentes y que debido a sus condiciones moleculares y físicas no permiten la porosidad del envase aún y cuando éstos reciban algún impacto involuntario.  Los alimentos dentro de una lata están protegidos del contacto con el metal por una capa o barniz recubrimiento de grado alimenticio y aprobado por la FDA (Food Drugs Administration) en Estados Unidos. El barniz cumple su función de proteger una superficie metálica debido a las siguientes cualidades:

– Resistencia térmica y química. El recubrimiento resiste la agresividad química del alimento (acidez) y evita cualquier alteración de sabor y pérdida de integridad del envase.

– Adherencia. Tiene buena adherencia al sustrato metálico y al barniz aplicado interiormente.

– Flexibilidad. Presenta la suficiente flexibilidad para resistir las operaciones de pestañeado y expansión de los cuerpos, la formación de cuellos y cualquier golpe que deforme el cuerpo de la lata.

Los recubrimientos o barnices utilizados por la industria de alimentos son de tipo organosol, debido al elevado contenido en sólidos, pueden lograrse films de hasta 10-14 g/m2 de película seca, lo que los hace muy flexibles permitiendo altos grados de deformación. Se suelen aplicar dos capas, una de tipo organosol sobre un recubrimiento epoxifenólico, ya que éste último mejora las propiedades resultantes y facilita el desempeño de la resistencia del material.

Actualmente los envases metálicos son considerados mundialmente como los contenedores de alimentos más seguros e inocuos. Debido a sus características, son previsores de la ingesta de un producto descompuesto, ya que al presentarse una  reacción química del alimento en proceso de descomposición, automáticamente la lata se manifiesta y adquiere una deformación de abombamiento que alerta al consumidor sobre el estado del alimento, permitiendo así una prevención en la ingesta y evitando un problema de salud, que no sucede con otros materiales de empaque como el vidrio, cartón y plásticos, por lo que los enlatados se han ganado el titulo de envases inteligentes.

Los Alimentos enlatados pierden menos nutrimentos que los preparados en la casa. Sabemos que todos los alimentos sufren alteraciones al ser almacenados o cocinados ya sea en la industria o en los hogares. Sin embargo, en los procesos industriales las variables que influyen en la pérdida de nutrimentos están controladas y en muchas ocasiones esta pérdida es menor que en los preparados en casa.  Entre más tiempo tarda el alimento fresco en llegar a tu mesa, habrá más pérdida de nutrimentos.

En el enlatado el tiempo entre la cosecha, el transporte y el procesamiento de los alimentos es relativamente corto, en la mayoría de los casos bastan unas cuantas horas para que la fruta u hortaliza se encuentre preparada y lista para envasarse, siendo ésta una de las principales razones por las que se mantiene el alto valor nutrimental de los alimentos enlatados. Los alimentos enlatados se preparan a una temperatura controlada para que la pérdida de nutrimentos sea mucho menor.

Una vez que se ha enlatado el producto, es sometido a un proceso térmico de esterilización, en donde se manejan altas temperaturas (120-130 °C) en corto tiempo (< 30 minutos), este proceso inactiva las enzimas propias del alimento evitando la maduración y por lo tanto la pérdida de nutrimentos se detiene debido a la ausencia de oxígeno y del contacto del producto con el medio exterior (sustancias gaseosas, líquidas, sólidas o la misma luz). 

Los nutrimentos en los alimentos enlatados se condensan y es una manera fácil y segura de agregar vitaminas y minerales a la dieta. Los alimentos enlatados no necesitan refrigeración, por lo tanto son indispensables en los casos de emergencia o desastres naturales. Los alimentos enlatados tienen una vida de anaquel más larga que cualquier empaque de otro material, además, cuando son guardadas a temperatura ambiente, conservan sus vitaminas durante muchos años sin necesidad de refrigeración.

PROCESO DE ENLATADO:

1) El alimento previamente seleccionado llega a la planta empacadora.

2) Todos los alimentos que se enlatan necesariamente pasan un control de calidad físico-químico y sensorial antes de ingresar a proceso. Esto quiere decir que “sólo los mejores productos son enlatados”

3) Dichos alimentos son sometidos a un proceso de lavado y posteriormente se pelan, se cortan y se rebanan desechando las partes no comestibles.

4) Inmediatamente después algunos  alimentos (como los guisos) se cuecen el tiempo justo para neutralizar las enzimas que podrían descomponer los alimentos, para conservar su sabor y su color, otros como las frutas y las verduras pasan directamente al paso cinco.

5) Se introducen los alimentos en las latas y se sellan para someterlas al proceso térmico de esterilización. Los grados de temperatura y los tiempos de proceso, dependen del alimento y están en función de las variables de alta o baja acidez propias del producto.

6) Finalmente las latas son etiquetadas y apiladas para ser distribuidas.

Una de las principales razones de la crisis alimentaria deriva en la falta de medios y logística para hacer llegar en buenas condiciones los alimentos ya sea del campo o del mar a la mesa. El consumo de energía eléctrica solo se utiliza para proteger al producto y prevenir su deterioro metamórfico ayudando así a maximizar la vida útil con acondicionamiento, lo que no ocurre con otros métodos de conservación en los cuales se utilizan métodos de refrigeración y congelamiento para conservarlos. En la industria enlatadora de alimentos también existen principios inalienables de sustentabilidad:

1. El consumo de envases y los impactos en perspectiva
El método de energía mas eficaz de los productos alimentarios es el enlatado, seguido por los refrigerados a granel, frutas frescas y hortalizas. Los productos congelados requieren alrededor de 70% más de energía para lograr que lleguen alimentos desde la granja hasta la mesa.
Las latas evitan los desechos de los productos en las latas y aseguran que el producto es apto para su uso cuando es utilizado por el consumidor. El aluminio y el acero son los materiales que mantienen sus propiedades en un nivel elevado durante un período máximo.

Estos ayudan a prevenir la corrupción y el despilfarro, porque proporcionan:
– Total protección a los productos contra la luz, oxígeno y microbios dañinos
– La más larga vida útil de anaquel

En éste punto el Consejo Internacional de la Alimentación, informa que el deterioro de los alimentos tanto del campo como del mar es del 40% y en México hasta el 50% debido a las complicaciones de logística y distribución.

• Encuestas europeas demuestran que hasta un 30% de los alimentos comprados se tiran a la basura por descomposición

• Los minoristas luchan por el control de residuos de productos que han alcanzado su fecha de venta

• Del total de la energía utilizada en la cadena alimentaria
– 50% se utiliza en la producción de alimentos
– 10% en el transporte a las tiendas y venta al por menor
– 10% para hacer el envase
– El 30% de los compradores lo utilizan para conducir a las tiendas, almacenar y cocinar alimentos
Fuente: INCPEN 2000

2. Las latas mantienen la seguridad y la higiene de los consumidores
• Las latas son recipientes cerrados herméticamente, esto impide la penetración de los microbios.
– Las latas son la más sólida forma de embalaje
– No se desgarran ni se rompen al caer, lo que da a los consumidores mayor seguridad en su salud.
-Las latas son la forma más segura de los envases para materiales potencialmente peligrosos (pinturas,
limpiadores domésticos, etc)
-Son tan seguros que pueden contener tanto sólidos, líquidos como gaseosos

3. Las latas son baratas y son accesibles para el consumidor
-las latas ofrecen los índices de llenado mas rápido
-las latas tienen alta eficiencia cúbica y capacidad de apilamiento, lo que reduce los costos de distribución y almacenamiento
-las latas requieren un mínimo uso de empaque para su transportación  debido a su rigidez inherente
-los productos procesados enlatados no necesitan refrigeración lo que reduce costos y emisiónes CO2
-la comida procesada enlatada solo requiere de un calentamiento rápido, y cocción rápida, reduciendo costos y emisión de CO2

4. Las latas se producen a partir de fuentes viables de la enseñanza primaria y materiales reciclados
• El reciclado de aluminio y acero reduce la demanda de material virgen (la reducción de la energía,
la demanda y las emisiones de CO2)
– La producción mundial de acero es de 1,2 millones de toneladas
– para el envasado sólo es <1,5% del total de los 1,2 millones de toneladas, 38% (460 millones de toneladas) es acero reciclado, ahorro de 38% de material virgen
– 18 millones de toneladas de acero en uso y, por tanto, disponible para el futuro reciclado

5. Las latas son infinitamente reciclables sin pérdida de calidad
•Los metales son reciclados en un material puro, a un material  (aluminio, acero) y mantiene sus propiedades originales a través del reciclado. Los metales no se bajan a ciclos de menos exigencia como es el caso de algunos otros materiales.
– Plásticos (degradación de la estructura molecular con cada ciclo)
– Papel / cartón (pérdida de la integridad estructural de la estructura celular) – Los metales son, por tanto, un “material reciclable por excelencia”
– Los metales tienen una bien desarrollada infraestructura del reciclado.

• El reciclaje de los metales está impulsado por las fuerzas del mercado y en particular por su alto valor económico.
– Las latas se recuperan fácilmente desde el hogar.
– La recuperación y reciclado de metales no requiere de subsidios como el caso de otros materiales para envases.

•Las latas son universalmente reciclables con altas tasas de retorno en comparación con competidores;
– Latas de acero: Más del 60% en EE.UU. y Europa
– Latas de aluminio: Más del 50% en EE.UU. y Europa
– Botellas de vidrio: Más del 50% en EE.UU. y 60% en Europa
– Plásticos: 6% en EE.UU. y 25% en Europa
– Bebidas de cartón: 20% en Europa (leche)

Lo más importante es el reciclado de materiales, no contenido reciclado. Cada unidad de material reciclado remplaza la necesidad de material virgen, independientemente de que se utilicen en una lata, un coche, o un puente.

•Las latas tienen un excelente record en la minimización de recursos ya que reducen  la cantidad de material utilizado de la manufactura, almacenamiento, distribución y marketing, ahorrando energía y CO2.

•Importancia del poco peso de DWI y latas de 3 piezas a lo largo de los últimos 20 años
-Las bebidas en latas de aluminio son 28% más ligeras:
-La comida en latas de acero es 33% más ligera

6. Minimización de recursos
-El reciclaje ahora 75% de la energía requerida para producir acero de materiales vírgenes.
-El reciclaje ahorra 95% de la energía requerida para producir aluminio primario derretido.
-El reciclaje ahorra 40% de emisiones de CO2 con un índice de  reciclaje de acero del 63% en estados unidos y la unión europea.
-El reciclaje ahorra 10 toneladas de CO2 por cada tonelada de latas de bebida usadas y recicladas.

En conclusión…las latas contribuyen al desarrollo sustentable por que

-Latas previenen productos de desperdicio y minimizan recursos
-Las latas mantienen a los consumidores sanos y saludables
-Las latas son económicas en la cadena de abastecimiento
-Las latas son producidas de recursos viables de materiales primarios y reciclados
-Las latas pueden ser recicladas infinidad de veces sin perder calidad