• +55 5251 1998
  • envasesmetalicos@canafem.org.mx

Los alimentos enlatados conservan los “macro y micro nutrimentos”

Los alimentos enlatados conservan los “macro y micro nutrimentos”

MACRONUTRIMENTOS:

El aporte de proteínas e hidratos de carbono así como la composición de ácidos grasos no se afecta significativamente en los alimentos enlatados. Por ejemplo, el nivel de ácidos grasos Omega-3 en atún, sardina o salmón no se afecta adversamente en el enlatado 1,2.  El volumen de fibra se conserva, de hecho, esta última se reblandece por el proceso de cocción haciendo su fácil digestión.

MICRONUTRIMENTOS:

La vitamina C es un potente antioxidante para nuestro organismo, ayuda al desarrollo de dientes y encías, así como a la absorción de otras vitaminas y minerales, además de que aumenta nuestro sistema inmune.

LOS POLIFENOLES Y EL LICOPENO SON EXCELENTES AGENTES PARA PREVENIR ALGUNOS TIPOS DE CÁNCER Y ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

Los polifenoles se encuentran principalmente en la piel de los melocotones, peras y manzanas por lo que los podemos aprovechar de los néctares y jugos enlatados.1-3 Se ha demostrado que los niveles de polifenoles son más altos en los alimentos enlatados que en los productos frescos.  Los nutrimentos liposolubles, incluyendo la vitamina A, E y los carotenoides como los licopenos son  sensibles al calor, luz, y oxígeno. Puesto que estos nutrimentos son poco solubles, se pierde muy poco y la pérdida varía de acuerdo al alimento 1,2.

Comparando los tomates frescos con productos del tomate en conserva, como en el caso  del puré de tomate enlatado, se ha encontrado que estos últimos tienen niveles más altos de ? caroteno, que es un precursor de la vitamina A.

También se ha encontrado que el tomate enlatado contiene una mayor cantidad de licopeno, en comparación con el producto fresco,  debido a la descarga de calor (durante el proceso de esterilización) inducido a su matriz celular, lo que ocasiona la isomerización de la forma trans a la forma cis,  aumentando su biodisponibilidad (absorción por el organismo). 4-6 El licopeno es el principal responsable del pigmento de color rojo característico del tomate maduro y algunos otros frutos como el pimiento. Este nutrimento ha llamado la atención debido a sus propiedades biológicas y fisicoquímicas, especialmente por sus efectos relacionados como un antioxidante natural.

Existe evidencia clínica que el licopeno procedente del consumo de tomate enlatado, es asociado con la disminución en el riesgo de algunos tipos de cáncer como el de próstata, así como de enfermedades cardiovasculares, por lo que este antioxidante, juega un papel importante en los efectos observados en la salud.8 Los resultados de otros estudios sugieren que además del licopeno, los polifenoles en tomates procesados pueden ser también importantes, concediendo efectos de antioxidantes.

MINERALES: Dado que el contenido mineral es altamente dependiente de las técnicas de procesamiento comercial y el contenido de agua, se han reportado una gran variedad de resultados. Por ejemplo, en los alimentos en los que se utiliza la salmuera como medio de cobertura, el contenido de sodio es muy alto. En el caso del tomate enlatado, se encontraron diferentes niveles de calcio principalmente por la variación de las prácticas de envasado en las diferentes industrias, la ubicación de la cosecha y la época del año.

Consulte el listado de Cámaras Empresariales autorizadas por la Secretaría de Economía para realizar el registro al SIEM.